Los asistentes de dirección, no sólo se han transformado en la mano derecha de CEO ‘s y directivos. Asimismo, han pasado a ocupar un rol importante en la gestión y administración de las compañías, ofreciendo soluciones a los problemas, ingenio y dinamismo a los proyectos, y organización a la labores habituales. De modo que no es de extrañar la proliferación de la oferta de cursos de dirección existente.

Con el transcurso de los años, los asistentes de dirección fueron cobrando cada vez más protagonismo en las cuestiones corporativas, pues han dejado de tener entre sus tareas principales la redacción de documentos, contestar llamadas telefónicas y enviar faxes.

Antes solamente se hablaba de la secretaria de dirección moderna, pero hoy en día no resulta extraño ver hombres realizar estos trabajos, dado que ya no sólo debe disponer de los conocimientos básicos que la gestión administrativa requiere, sino además características personales en donde se manifieste su buen temple, conducta y responsabilidad organizacional.

El rol de los asistentes de dirección provoca que cada vez sea más importante la competencia de manejar aptitudes tan simples pero vitales, como el sentido común, el criterio y el buen trato.

Los asistentes de dirección tiene que presentar una serie de cualidades. Algunas se desarrollan a lo largo del tiempo, como armar lazos de confianza y honestidad con los jefes, pares y clientes, y otras son esenciales en esta carrera, como la reserva, fidelidad con la compañía y ser coherente, estricta, proactiva, y emprendedora.

En relación a lo que más tienen en cuenta los directivos de un asistente es su preparación integral, tanto académica como personal. Se trata de un conjunto.

No solamente se fijan en habilidades intelectuales o que tenga eficacia o sea independiente, sino también que posea empatía, calidez humana y cuente con buena apariencia personal, puesto que , de alguna manera, son la cara de la compañía.

Y dado que son hombres los que están tomando el protagonismo, deben tener su imagen personal impecable. Sobretodo cuando se trata de estar arreglados en su barba y bigote.

Es importante estar o ya sea bien afeitados, o cuidar que su vello facial no se salga de donde tenga que estar. También y en el caso de muchos donde las canas salen antes de tiempo, deben estar bien teñidas.

Como pueden es importante cuidar hasta el más mínimo detalle, dado que este puede ser la diferencia entre subir de puesto o quedarse sin uno.